Atrás | Blog

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN DEL ACOSO LABORAL

En España hasta un 15% de las y los trabajadores sufre algún tipo de acoso laboral, situándose por encima de la media europea (9%) según datos de CCOO. Es por ello que el los últimos años las demandas por acoso laboral se han visto incrementadas de manera exponencial, convirtiéndose en un problema dentro de algunas organizaciones.

El acoso laboral o mobbing puede aparecer en cualquier momento y puede sufrirlo cualquier persona que pertenezca a la empresa, independientemente de su condiciones personales y laborales. De todos modos, las principales víctimas suelen ser mujeres de entre 35 y 55 años.

 

¿QUÉ SE CONSIDERA ACOSO LABORAL?

El acoso laboral es en el padecimiento de acciones violentas, físicas o psicológicas, de manera sistemática por parte de un grupo de personas sobre otra en el entorno de trabajo. Estas son algunas de las actitudes y acciones que pueden dar lugar a una situación de acoso laboral en la empresa:  

  • Ejercer cualquier tipo de discriminación a través de, por ejemplo, ocultar información, dar malas indicaciones, no facilitar el acceso a determinadas herramientas, etc.
  • Aislar laboral y socialmente a un profesional ignorándolo, restringiéndole o prohibiéndole la participación en determinadas acciones, reuniones o actividades laborales o sociales.
  • Asignar tareas de manera arbitraria como, por ejemplo, no dar trabajo o darlo en exceso, marcar objetivos imposibles, obligar a desempeñar ciertos trabajos que pongan en riesgo su salud o vayan en contra de sus principios, etc.
  • Sobrecargar de trabajo al acortar plazos de entrega, llevar un excesivo control de las tareas o exigir entregas por encima de las posibilidades de la persona trabajadora.
  • Rebajar las funciones del trabajador modificando el trabajo que desempeña de manera cotidiana o para el que fue contratado o darlo al resto de compañeros.
  • Culpabilizar o faltar el respeto verbal o físicamente a cierta persona a través de insultos, agresiones, vejaciones y ridiculizándolo, amenazándolo o llamándole la atención de forma injustificada.
  • Difamar profesional y/o personalmente tanto dentro como fuera de la oficina a través de la difusión de rumores falsos o insinuaciones.

 

CONSECUENCIAS DEL ACOSO LABORAL

Los profesionales que son víctimas de acoso laboral suelen experimentar una serie de trastornos físicos y emocionales que no solo les afectan en su vida profesional, sino también en la personal.

CONSECUENCIAS PERSONALES

Algunas de las consecuencias que el acoso laboral causa en una persona a nivel individual son: ataques de ansiedad o de pánico, depresión, síndrome de estrés postraumático, trastornos de somatización (migrañas, cansancio, desarreglos digestivos, etc.), cambios de personalidad, deterioro intelectual, pérdidas de memoria o de la capacidad de concentración, aislamiento social y profesional, abandono profesional, insomnio, etc.

CONSECUENCIAS LABORALES

A pesar de que el mayor afectado del acoso laboral es la víctima, la organización también sufre las consecuencias. Por ejemplo, al verse involucrada en un proceso judicial que puede llegar a afectar a su imagen y credibilidad social, a través de la pérdida del nivel de atención en el trabajo desempeñado y calidad del mismo, empeoramiento de los servicios prestados, aumento de los costes económicos y de la rotación laboral, etc.

 

3 TÉCNICAS BÁSICAS PARA LA PREVENCIÓN DEL ACOSO LABORAL

La prevención es clave para evitar este tipo de comportamientos dentro del entorno laboral.

CREAR CANALES DE COMUNICACIÓN ADECUADOS

La persona que sufre acoso laboral tiene que sentir cierto grado de confianza y seguridad para poder comunicar dicha situación. Es por ello que una de las primeras medidas es crear un sistema y los canales de comunicación accesible, seguro y eficaz que genere la confianza necesaria para que los profesionales puedan transmitir aquella información relevante.

FOMENTAR CONDUCTAS POSITIVAS Y GENERAR UN AMBIENTE LABORAL BASADO EN EL RESPETO

Las personas que acosan a otras suelen tener unas conductas muy concretas que deben identificarse desde el primer momento. Estas ejercen cierta violencia verbal con sus compañeros, pero ante las y los superiores se muestran amables y obedientes, tienen conductas impulsivas y reaccionarias o suelen mostrar una doble personalidad dentro de la empresa, siendo amables con sus responsables, pero no con el resto del equipo. Parar este tipo de comportamientos evitará que en un futuro den lugar a situaciones de mobbing dentro de la empresa.

LLEVAR A CABO REUNIONES DE FORMA PERIÓDICA Y REALIZAR ENCUESTAS DE CLIMA LABORAL

Tener el feedback adecuado por parte de todo el equipo es fundamental a la hora de identificar conductas que puedan generar situaciones de conflicto. A través del establecimiento de reuniones o la realización de encuestas de clima laboral anónimas en las que se debata el ambiente que existe dentro de la oficina se podrá intervenir y mediar como proceda ante este tipo de situaciones.

 

PREVÉ EL ACOSO LABORAL Y MEJORA EL CLIMA LABORAL EN TU EMPRESA

Contar con un protocolo de acoso laboral es una obligación en la actualidad para todas las empresas españolas, independientemente del tamaño de su plantilla. Este protocolo no solo debe incluir cómo prevenir este tipo de situaciones sino también qué tipo de medidas se van a tomar si se da un caso de acoso dentro de la empresa.

Dentro del acoso laboral podemos destacar el acoso por razón de sexo o acoso sexual, algo que viene incluido dentro de los Planes de Igualdad obligatorios. ¿Tu empresa aún no cuenta con un Plan de Igualdad? Recuerda que podemos ayudarte durante todo el proceso de elaboración e implementación. Contacta con nosotros a través de nuestra web, escribiendo a nascor@nascorformacion.com o llamando al 683 703 919.