Atrás | Blog

CÓMO ELABORAR UN PLAN DE FORMACIÓN PARA EMPLEADOS

El rendimiento de la plantilla de trabajadores no reside exclusivamente en su productividad, para que los empleados sean eficientes deben implantarse planes de formación que actualicen y mejoren sus conocimientos.

La formación continua o programada para empresas puede ser bonificable y trae beneficios económicos por cada trabajador que suelen descontarse del pago de la Seguridad Social. Sin embargo, ¿cuáles son los pasos para elaborar un plan de formación para empleados?

 

OBJETIVOS DE UN PLAN DE FORMACIÓN

La formación de la plantilla está orientada a la consecución de las funciones de los trabajadores y a la adaptación a los cambios diarios que pueda sufrir la compañía. No obstante, podemos encontrar numerosos objetivos más en los planes de formación:

  • Mejora de las aptitudes de los empleados.

  • Aumento del rendimiento de la empresa.
  • Solución de deficiencias de los trabajadores en sus puestos.
  • Mejora de la calidad de la vida laboral.
  • Ampliación de conocimientos de la plantilla.
  • Trabajadores polivalentes con múltiples habilidades.
  • Satisfacción personal de cada trabajador.

 

PASOS PARA ELABORAR UN PLAN DE FORMACIÓN

Una vez establecidos los objetivos, es hora de empezar a diseñar un plan de formación para empleados que ayude a conseguirlos.

 

1. Análisis de la situación

El primer paso es realizar un diagnóstico de la situación en la que se encuentra la empresa: saber cuál es el nivel de conocimientos y habilidades de la empresa, qué necesidades existen para ser competitivos y eficientes, y así empezar a actuar.

 

Detectar las competencias de los trabajadores

Antes de implementar un plan de formación, es necesario conocer las capacidades de desempeño de la plantilla, cuáles son las debilidades del equipo y los puntos a mejorar e identificar el talento de la empresa.

 

Detectar nuevas aptitudes

Un buen plan de formación es fundamental para desarrollar las aptitudes de los trabajadores que cubren puestos importantes dentro de la compañía. Además, con un plan formativo competente, los empleados se sentirán fortalecidos y mejor preparados para desempeñar su puesto de trabajo.

 

2. Diseño de plan de formación

La estrategia de formación permitirá que los trabajadores cumplan con los requisitos exigidos en su puesto. Hay que tener en cuenta el aprendizaje de estos nuevos conocimientos, el desarrollo de aptitudes y las nuevas habilidades necesarias para su profesionalización.

 

3. Implementación de la formación

En este paso se determinarán las horas de formación, cuándo se realizará, qué contenidos serán necesarios o qué tipo de modalidad (presencial, online o mixta) se seguirá.

 

4. Evaluación de resultados

Una vez finalizada la formación, es necesario medir los resultados de su desarrollo. Es decir, observar si se han cumplido los objetivos formulados y evaluar tanto los resultados cuantitativos como cualitativos.

 

5. Resultado final

Con el fin de analizar si la formación realizada ha sido rentable, si ha servido a la empresa y a los trabajadores, hay que hacer un balance final del seguimiento de los resultados de la misma. Y así, tener en cuenta mejoras para futuros planes de formación.

 

CALCULAR EL PRESUPUESTO

Por último, se debe hacer una estimación del presupuesto destinado al plan formativo. Contacta con nosotros y haremos una evaluación personalizada adaptada a tus necesidades.