Atrás | Blog

¿POR QUÉ LA FORMACIÓN EN PRIMEROS AUXILIOS EN LA EMPRESA PUEDE SER VITAL?

Se denomina primeros auxilios a las técnicas inmediatas, limitadas, temporales y no profesionales que recibe una persona o víctima de un accidente. Es innegable que la seguridad laboral es prioritaria en los centros de trabajo y que la plantilla tenga formación en primeros auxilios en la empresa es fundamental para saber actuar frente a situaciones de emergencia.

Durante el desarrollo de la actividad laboral no siempre se cuenta con personal sanitario, medios o el instrumental necesario para atender a una persona herida y la salud e integridad de la persona accidentada se verá influida por la forma en la que se presten los primeros auxilios.

La importancia de los primeros auxilios en la empresa y fuera de ella reside en una buena primera y rápida actuación que sea capaz de prevenir graves secuelas, desenlaces fatales e influir en una rápida recuperación de la persona accidentada. Estos no solo pueden salvarle la vida a la o las personas accidentadas, sino que puede conllevar múltiples beneficios en la organización.

BENEFICIOS DE LA FORMACIÓN EN PRIMEROS AUXILIOS EN LA EMPRESA

  • Frenar el empeoramiento de la persona accidentada y el aumento del riesgo ante una situación fácilmente superable, a pesar de ser un problema de salud.
  • Ser capaz de comunicarse con los servicios de emergencia, informando con rigurosidad sobre la gravedad real del accidente y la situación vital de la persona accidentada.
  • Estabilizar al o a la paciente una vez ocurra el suceso, aplicando técnicas de primeros auxilios que le ayuden a relajarse y explicarle, en función del caso, lo que ha pasado.
  • Reducir el tiempo de recuperación tras el accidente gracias a una buena actuación inicial.

A pesar de esto, no tener los conocimientos necesarios para la realización de los primeros auxilios en la empresa no solo no disminuirá la gravedad de la emergencia, sino que podría poner en peligro a la víctima o a la persona que los realiza.

 

OBLIGACIONES EN MATERIA DE PRIMEROS AUXILIOS EN LA EMPRESA

Todas las personas trabajadoras pueden verse beneficiadas de la formación en primeros auxilios en la empresa, aunque es solo en determinados sectores o empresas en las que es obligatorio llevar un exhaustivo control. Según el artículo 20 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales la empresa, teniendo en cuenta diferentes factores como su tamaño, actividad o posibles situaciones de emergencia, deberá adoptar una serie de medidas en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores.

Además, deberá controlar y comprobar periódicamente que esto se esté llevando a cabo de forma correcta, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas. La persona encargada puede formar o no parte de la plantilla. Este mismo artículo destaca también la necesidad de organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas.

Real Decreto 393/2007, se aprueba la Norma Básica de Autoprotección (NBA) de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia, que obliga de forma expresa a ciertos centros de trabajo a contar con un Plan de Autoprotección más detallado. Aún así, la Administración Pública competente podrá exigir la elaboración e implantación de planes de autoprotección a los titulares de actividades no incluidas en el anexo I del Real Decreto 393/2007, cuando presenten un especial riesgo o vulnerabilidad.

Esta normativa contempla una gradación de las obligaciones de la autoprotección y respeta la normativa sectorial específica de aquellas actividades que, por su potencial peligrosidad, importancia y posibles efectos perjudiciales sobre la población, el medio ambiente y los bienes, deben tener un tratamiento singular. La Norma Básica de Autoprotección establece la obligación de elaborar, implantar materialmente y mantener operativos los Planes de Autoprotección y determina el contenido mínimo que deben incorporar estos planes en aquellas actividades, centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias que, potencialmente, pueden generar o resultar afectadas por situaciones de emergencia.

 

APLICACIÓN DE PRIMEROS AUXILIOS EN LA EMPRESA

Entre las situaciones más comunes en las que un trabajador, trabajadora o cliente pueda necesitar ayuda de primeros auxilios se encuentran las roturas óseas, el atragantamiento, el desmayo y el accidente de tráfico. A pesar de ello, los accidentes laborales se puedes clasificar en:

  • ACCIDENTE BLANCO: no hay daños ni materiales ni personales.
  • INCIDENTE: hay daños materiales, pero no personales.
  • ACCIDENTES LEVES CON O SIN BAJA MÉDICA: los daños personales son leves y, en función de su condición, necesitan o no de la ausencia laboral de la persona afectada.
  • ACCIDENTES GRAVES: los daños personales son graves (por ejemplo: rotura de huesos, quemaduras que afectan a un porcentaje elevado del cuerpo, heridas que afectan a tendones, etc.), y ocasionan una incapacidad temporal al trabajador o trabajadora.
  • ACCIDENTES MUY GRAVES: los daños personales son muy graves (por ejemplo, amputaciones, pérdidas de algún sentido, quemaduras que afecten a un porcentaje muy elevado del cuerpo, etc.), y ocasionan una incapacidad temporal o permanente al trabajador o trabajadora.
  • ACCIDENTES MORTALES: los daños personales ocasionan el fallecimiento del trabajador o trabajadora.

En el año 2019, el número de accidentes de trabajo con baja fue 650.602, mientras que el de accidentes de trabajo sin baja fue 724.321. Dentro de los accidentes con baja, se produjeron 562.756 accidentes en jornada de trabajo y 87.846 accidentes in itinere, es decir, en el trayecto de ida o vuelta al centro de trabajo durante la jornada laboral.

 

¿CÓMO ACTUAR FRENTE A UNA EMERGENCIA?

Ante una situación de emergencia y a la hora de aplicar los primeros auxilios en la empresa frente a un accidente laboral o, incluso, si sucede entre las y los clientes de la empresa se deberá mantener la calma mientras se realiza la actuación PAS: PROTEGER, ALERTAR y SOCORRER.

  1. PROTEGER. Mantener fuera de peligro a la persona accidentada y asegurarse de que no lo están tampoco las personas que le están realizando los primeros auxilios.
  2. ALERTAR. Es necesario avisar a los servicios sanitarios de la existencia del accidente para que acudan en caso de que sea necesario o para que puedan dar indicaciones de cómo proceder y evaluar la situación. Además, también se tendrá que avisar a las personas responsables de la empresa y representantes sindicales.
  3. SOCORRER. En caso de que sea necesario y se tengan conocimientos previos de primeros auxilios en la empresa es necesario que, mientras llega el personal sanitario o se desplaza a la persona accidentada a un centro médico, dar auxilio y verificar el estado del paciente, por ejemplo, controlando los signos vitales básicos (conciencia, respiración y pulso.

La empresa debe formar a trabajadores y trabajadoras para que puedan ser capaces y estén preparados para actuar frente a una emergencia.

 

FORMA A TUS PROFESIONALES EN PRIMEROS AUXILIOS EN LA EMPRESA

En Nascor, estaremos encantados de diseñar a medida el curso de Primeros Auxilios en la Empresa, Seguridad Vial o Prevención de Riesgos Laborales que tu empresa necesita. Si quieres más información, contacta con nosotros llamando al 682 205 241 o escribiéndonos a nascor@nascorformacion.com.