Atrás | Blog

CÓMO IMPLANTAR UN PLAN DE IGUALDAD EFECTIVO EN LA EMPRESA

En el ámbito empresarial, cada día aparecen nuevas actualizaciones y recomendaciones para fortalecer el bienestar del negocio y de los empleados. Un buen punto de partida para garantizar el trato justo y flexible de los trabajadores, es implantar un plan de igualdad eficaz que funcione en consonancia con la política de igualdad y diversidad de la empresa.

 

¿Qué es un plan de igualdad?

Un plan de igualdad es un conjunto de medidas y herramientas que ofrecen la paridad de oportunidades a hombres y mujeres. Aunque cada vez son más las organizaciones que cuentan con un plan de igualdad, en muchos casos este discurso no transciende más allá de la teoría y su puesta en marcha queda en el olvido.

 

¿Cuáles son los objetivos de un plan de igualdad?

La finalidad principal de un plan de igualdad es eliminar todo tipo de discriminación por cuestión de sexo, incluidos los cambios en las conductas de los trabajadores fundamentados en ideas de superioridad o inferioridad. Junto a estos motivos, el plan de igualdad reúne otros objetivos como:

  • Garantizar la igualdad de oportunidades, de mujeres y hombres, y prevenir situaciones de acoso sexual o acoso laboral.

  • Mejorar la conciliación personal, familiar y laboral.
  • Generar un código de conducta que proteja tanto a la organización como a la plantilla en materia de igualdad.
  • Conseguir que la perspectiva de género se integre dentro de las compañías, partiendo del reclutamiento de personal desde el departamento de RRHH y asegurando la igualdad de oportunidades en los procesos de contratación.
  • Romper con la brecha salarial, garantizando la igualdad de mujeres y hombres en su remuneración económica.
  • Facilitar el acceso de trabajadores y trabajadoras a la empresa y ocupar puestos de responsabilidad.
  • Adoptar vías de comunicación internas que no incurran en terminología sexista, haciendo un buen uso del lenguaje inclusivo.
  • Analizar la implantación del plan de igualdad en distintas áreas de aplicación.
  • Promover una cultura empresarial que difunda los valores de igualdad de género.
  • Erradicar la feminización o masculinización en determinados puestos o categorías profesionales (distinción en el tipo de vestuario o uniforme, por ejemplo).

 

¿Cuál es el paso a paso para implantar un plan de igualdad en la empresa?

La elaboración de un plan de igualdad eficaz debe proporcionar un marco práctico y manejable para poner en marcha todo el trabajo de igualdad dentro de la organización.

Para ello, es necesario planificar el paso a paso para poder realizar un seguimiento y evaluación de los resultados, posteriormente.

 

1. Redactar un informe de medidas

Así, se deja por escrito el compromiso de la compañía con la igualdad y la paridad.
A partir de allí, es importante crear una Comisión de Igualdad paritaria que se encargue de realizar el diagnóstico inicial de la situación para empezar a adoptar las medidas necesarias.

2. Establecer objetivos a corto y largo plazo

Una vez realizado el diagnóstico inicial de la situación, se comienza a marcar una serie de objetivos para conseguir la plena igualdad a corto, medio y largo plazo. Las áreas más importantes son: la promoción sin distinción de sexo, la igualdad salarial, la conciliación o el acoso sexual.

3. Implantar las medidas de igualdad en la empresa

Llega la hora de poner en práctica el plan de igualdad, teniendo en cuenta las medidas que se han previsto para lograr la igualdad efectiva entre hombres y mujeres dentro de la empresa y llevando un seguimiento continuo de los resultados del plan por parte de la Comisión.

4. Capacitar al personal y promover la igualdad en el trabajo

Una parte fundamental del plan de igualdad es crear conciencia de igualdad dentro de la compañía para respaldar este código. La plantilla, a todos los niveles, debe estar preparada para recibir esta implementación y mostrar un compromiso con la igualdad de oportunidades en el trabajo.

5. Evaluar los resultados

Por último, es importante realizar un balance de los resultados finales y la efectividad del plan de igualdad, comprobar la consecución de los objetivos a corto, medio y largo plazo, evaluar los compromisos que no se han alcanzado o en qué grado se han cumplido.

 

Implantar un plan de igualdad en la empresa es beneficioso para la organización y para los empleados. En Nascor Formación estudiamos y escuchamos las necesidades de cada empresa e institución para poner en marcha un plan de igualdad efectivo, que garantice el éxito de cada cliente. Contacta con nosotros para que podamos asesorarte.