Atrás | Blog

POR QUÉ ES ESENCIAL PARA TU EMPRESA LA FIGURA DEL COMPLIANCE OFFICER

Si trabajas en una empresa es posible que hayas escuchado el término compliance officer, en especial en estos últimos años, ya que ha alcanzado mayor protagonismo. Si todavía no sabes exactamente qué es y por qué se ha convertido en una figura importante para las grandes organizaciones, en este artículo te lo explicamos. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es Compliance Officer?

Compliance es un sistema de gestión para el cumplimiento normativo de las empresas. Se refiere al conjunto de procedimientos y buenas prácticas que las organizaciones implantan con el objetivo de identificar, clasificar y controlar los riesgos operativos y legales a los que están expuestos y de esta forma establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y actuación frente a estos.

 

Funciones y objetivo del compliance officer en una empresa

 

La función principal del compliance es la detección temprana y regularización interna de todos los procedimientos adecuados al cumplimiento de la ley, para evitar riesgos de sanciones o multas para la empresa.

 

Esto quiere decir que, el objetivo final de la figura del compliance officer en la empresa, es eliminar por completo los riesgos de sanciones que pueden existir para la empresa debido al incumplimiento de las obligaciones.

 

“La función del compliance no es en absoluto una moda, si no la respuesta a la necesidad de rectificar, mejorar e implementar una continua mejora en la vida empresarial. Para que pueda ser de utilidad al negocio hay que pensar en la función de compliance como una oportunidad de mejora que ayudará a crecer y alcanzar el objetivo de excelencia empresarial”, comenta Miren Saénz de Valluerca, Manager de la división de Tax & Legal en Robert Walters.

 

¿Por qué es esencial la figura del compliance officer en la empresa?

 

Debido a la necesidad de las empresas de mantener muy cuidada su imagen y reputación de cara a los potenciales clientes, la figura del compliance ha ganado mayor relevancia durante los últimos años. Se trata de un sistema que asegura las buenas prácticas de la empresa y sus trabajadores y trabajadoras, optimizando los recursos y evitando riesgos legales y económicos que puedan afectarla.

 

La reforma del Código Penal del año 2010 introdujo la responsabilidad penal de las personas jurídicas. El compliance officer  tiene como objetivo evitar que las empresas sean penalmente responsables de los delitos que se cometan en su seno.

 

Más adelante, en la reforma del año 2015, se introdujo la posibilidad de eximir la responsabilidad penal de la empresa en el supuesto de que tengan implantado un Programa de Cumplimiento Normativo. Esta reforma hizo que, por primera vez, se hiciera referencia al establecimiento de modelos de organización y gestión y de programas de cumplimiento penal y prevención de delitos.

 

Por esta razón, es importante que todas las empresas cuenten con una figura de compliance officer. Además, también se contempla atenuar la pena en los casos en los que se acredite parcialmente el cumplimiento de estos programas.