Atrás | Blog

FUGA DE TALENTOS, ¿QUÉ PÉRDIDAS PROVOCA EN LAS EMPRESAS?

Las expectativas laborales de las nuevas generaciones ya no son las que eran. El trabajo va más allá del salario para los y las jóvenes de hoy en día, primando en su lugar la creatividad, el bienestar, la capacidad de adaptación al cambio o el clima laboral en el lugar de trabajo. La nula inversión de las empresas en estos aspectos propicia, en muchas ocasiones, la fuga de talentos.

¿Pero qué es eso de la fuga de talentos? Es el fenómeno que se produce cuando las y los profesionales cualificados de una empresa la abandonan para irse a otra en busca de nuevas oportunidades y una mejora de su vida laboral.

 

CONSECUENCIAS DE LA FUGA DE TALENTO EMPRESARIAL

La fuga de talentos tiene graves consecuencias a nivel económico y de producción en las empresas. Un informe elaborado por Deloitte (2019) concluía que las empresas son conocedoras del reto al que se enfrentan y de las consecuencias de la fuga de talentos, pero no terminan de encontrar las claves para evitarlo. Estas son algunas de sus consecuencias:

1. INCREMENTO DE LAS PÉRDIDAS ECONÓMICAS

La fuga de talentos supone un aumento de los costes económicos de la empresa. Las organizaciones tienen que volver a poner en marcha el proceso de contratación y volver a invertir en la formación e integración de las personas contratadas. A esto hay que sumarle el aumento de las pérdidas económicas por los objetivos no cumplidos e, incluso, la posibilidad de perder clientes si el o la profesional contaba con la confianza de estos.

Según RRHH Digital, la fuga de talentos puede llegar a suponer “una pérdida económica de hasta un 20% del salario anual del trabajador fugado”.

2. MENOR COMPETITIVIDAD EN EL SECTOR

Las y los profesionales cualificados marcan la diferencia dentro de una empresa y al perderlos su competitividad se ve afectada. Más aún si dicho profesional termina trabajando para una empresa de la competencia. Cuando se produce fuga de talentos el proceso de reclutamiento suele ser más complejo que si se tratase de una contratación normal, ya que se necesita cubrir una vacante concreta con experiencia y con los conocimientos necesarios, aumentando el tiempo de selección.

3. APARICIÓN DE EQUIPOS IMPRODUCTIVOS

Cuando los equipos de trabajo tienen carencias ante la pérdida de una o un profesional, el trabajo no fluye con normalidad y el rendimiento y la productividad se ven afectadas. Ante la falta de un profesional fugado la carga de trabajo aumenta y esto se ve reflejado en la aparición de problemas en la calidad del servicio, del producto y del trato al cliente.

4. AUMENTO DE LA ROTACIÓN LABORAL

El índice de rotación laboral mide el tiempo que una persona pertenece a una empresa y la frecuencia con la que tienen que remplazar a quienes que se van de esta. Un aumento en la rotación laboral producirá una sobrecarga de trabajo en los departamentos de gestión de personas y afectará de forma negativa a la moral del talento y en la reputación de la empresa.

5. INCLUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS MARCADOS

Si las y los profesionales abandonan la empresa y no se encuentran con rapidez a otros que los reemplacen de forma eficaz, difícilmente se podrán cumplir los objetivos empresariales marcados por la organización. Esto, sumado a la falta de motivación y compromiso derivada de una elevada rotación, empeorará la situación y perjudicará aún más la productividad.

 

¿POR QUÉ SE PRODUCE LA FUGA DE TALENTO EMPRESARIAL?

La fuga de talento empresarial puede producirse por razones económicas o sociales que tienen efectos negativos que condicionan la situación de las empleadas y los empleados dentro de la empresa. Estas son algunas de las causas de la fuga de talento:

1. LIDERAZGO DEFICIENTE O DÉBIL

Si no se cuenta con las personas adecuadas para que guíen, apoyen o acompañen al equipo se producirá un aumento de la desconfianza, incertidumbre y desmotivación dentro de la empresa.

2. CLIMA LABORAL NEGATIVO

Desacuerdos, disputas o conflictos son algunas de las consecuencias de un clima laboral negativo. Garantizar un espacio basado en la comunicación y la felicidad de las y los profesionales es fundamental para retener al talento.

3. AUMENTO DE LA DESMOTIVACIÓN

La falta de motivación afecta en el compromiso y rendimiento de los equipos de trabajo, lo que afectará a su productividad. Cuidar los pequeños detalles, condiciones laborales y reconocer el trabajo realizado afectará en la motivación del talento.

4. ESCASO SENTIMIENTO DE PERTENENCIA

La pérdida del sentimiento de pertenencia se da cuando no se tiene en cuenta la opinión del talento o no existe una comunicación fluida. Este no se sentirá alineado con los valores, misión y visión de la empresa y optará por buscar una que sí lo haga.

5. IMPOSIBILIDAD DE PROGRESO

La falta de oportunidades hace que el talento se vea limitado y sienta cierta imposibilidad de ascenso o mejora dentro de la compañía, lo que delimita sus aspiraciones personales. La configuración de planes de carrera o formación aumentará el desarrollo del talento dentro de la empresa, su motivación, compromiso y capacidad profesional.