Atrás | Blog

¿EN QUÉ CONSISTE LA LEY RIDER?

Los repartidores y los envíos a domicilio han existido desde hace décadas, pero con las nuevas tecnologías, la digitalización y el nuevo ritmo de vida ha surgido una nueva figura: los denominados riders.

Un rider es una persona que trabaja repartiendo objetos o comida a través de plataformas digitales en las que están dados de alta como Glovo, Delivero o UberEats, entre otras.

A pesar de trabajar para estas empresas, hasta ahora estas personas no estaban reconocidas como empleadas de la misma sino como colaboradores independientes. Esto se traducía, según denunciaba el colectivo, en inestabilidad laboral y falta de protección, motivos por los cuales nace la nueva Ley Rider.

 

LA LEY RIDER, PASO A PASO

Antes de explicar en qué consiste la Ley Rider, repasaremos los pasos que se han dado hasta llegar a su entrada en vigor.

  • Entre 2019 y 2020, la Inspección de Trabajo denunció que los riders eran asalariados de las plataformas digitales y que estas incurrían en un delito al recurrir a los falsos autónomos para llevar a cabo su actividad empresarial.
  • En septiembre de 2020, el Tribunal Supremo dicta que los riders eran falsos autónomos.
  • En mayo de 2021, el Consejo de Ministros aprobó la llamada Ley Rider tras meses de negociaciones con la patronal y sindicatos.
  • En septiembre de 2021, esta ley entra en vigor finalmente, tras el plazo de 3 meses estimado para la adopción de las medidas oportunas.

 

¿QUÉ ES LA LEY RIDER?

La Ley Rider entiende que las empresas de delivery controlan el trabajo de los trabajadores y trabajadoras a través de algoritmos y sistemas de Inteligencia Artificial. Por tanto, concluye que los repartidores no deben ser falsos autónomos, sino asalariados de dichas compañías. Con este cambio normativo, las empleadas y los empleados disfrutarán de los derechos de las personas trabajadoras por cuenta ajena tales como vacaciones pagadas, prestación por desempleo, descansos, etc.

Además, con este cambio legislativo las compañías deberán informar al comité de empresa sobre los algoritmos con los que gestionan el trabajo de los repartidores que afectan a la toma de decisiones en el entorno laboral. Entre otros, los sistemas de puntación a través de los cuales se producen los ascensos, los despidos, la mejora de condiciones o la elaboración de perfiles.

 

ESPAÑA, PIONERA EN ESTE TIPO DE NORMATIVA

España es el primer país europeo en aprobar una ley como la Ley Rider. Según el Ministerio de Trabajo esta ley podría beneficiar a los 18.000 riders que hay ahora mismo en España, aunque la patronal de las empresas de reparto eleva dicha cifra hasta los 30.000.

De la misma manera, en diciembre de 2021, el debate ya está en la Comisión Europea. Bruselas ha presentado una serie de medidas con las que quiere regular la situación de los más de 4 millones de falsos autónomos que trabajan en dichas plataformas en Europa.